El padre de Máxima siempre ha sido un obstáculo para la relación de la argentina con Guillermo Alejandro. Ahora que la Casa Real quiere negarle la asistencia a su boda, la joven comienza a replantearse si todo lo que dicen sobre él es cierto.

“Yo nunca discutí con mi padre”, admite Máxima, recordando cómo su hermanastra Dolores fue la única con el valor de plantar cara a Jorge Zorreguieta. “Ella se atrevió a hacer preguntas”, asegura Máxima.

La joven no puede más con el sentimiento de culpabilidad y cobardía y Guillermo Alejandro la anima a indagar en el pasado de su padre. El príncipe sabe que Máxima es muy valiente y necesita saber cuánto tuvo que ver Jorge en los horrores que asaltaron Argentina durante la dictadura de Videla. ¿Tendrá el valor de hacerle frente?

Fuente