Vox parece dispuesto a cumplir la amenaza que lleva días blandiendo contra el PP si aceptaban aquellas comunidades en las que gobiernan juntos el reparto voluntario de 400 menores migrantes no acompañados desde Canarias y Ceuta.

Nada más finalizar la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia, el partido de Santiago Abascal ha acusado al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, de ser el responsable de «romper los pactos de gobierno» en las cinco autonomías al «haber obligado a los presidentes regionales a votar sí al reparto de 400 menas» tras haberlos «llamado uno a uno esta mañana».

A través de un comunicado, Vox ha anunciado que la convocatoria urgente y extraordinaria este jueves del Comité Ejecutivo Nacional para acordar «los próximos pasos» en los gobiernos autonómicos con el PP.

«Tras entregar el CGPJ, RTVE, la Junta Electoral Central o aliarse en Europa contra los intereses de los españoles, el PP llega a un nuevo acuerdo con el PSOE y confirma dónde y con quién quiere estar», ha reprochado Vox al líder del PP.

Para el partido de Abascal, es Feijóo el que ha roto los gobiernos de coalición que comparten mientras que Vox «cumple con su palabra y su compromiso con los españoles».

«Vox no va a ser cómplice de las violaciones, robos y machetazos», advierte.

Según la propuesta del Ejecutivo, las autonomías en las que PP y Vox gobiernan en coalición acogerían un total de 110 menores migrantes: Aragón, 20; Castilla y León, 21 menores; Comunidad Valencia, 23; Extremadura, 30; y Murcia 30. Baleares, donde los ‘populares’ gobiernan en minoría gracias al apoyo externo de Vox, acogería diez.

Los dirigentes de Vox, con Abascal a la cabeza, llevan días avisando al PP de que darían por rotos los gobiernos autonómicos si aceptan la distribución de menores migrantes no acompañados, alegando que los pactos de gobierno suscritos abogan por políticas antiinmigración.

El propio Abascal avisó el lunes de que cortarían con el PP en las autonomías si los presidentes ‘populares’ no usaban todos los medios «políticos y legales» para oponerse al reparto.

Ante el ultimátum de Vox, Feijóo defendió este lunes la «solidaridad» en el reparto de menores no acompañados, siempre dentro de las «capacidades» de cada comunidad autónoma. Al mismo tiempo, cargó contra el Gobierno de Pedro Sánchez, al que acusó de «abandonar» a las comunidades y no tener política migratoria ni solucionar esta problemática.

«La práctica que hemos tenido durante muchos años en España, y que entiendo que sigue siendo, es ser solidario en la recepción de menores, siempre que tengamos capacidad en las comunidades autónomas para recibirles, para tratarles y para cuidarles», subrayó.



Fuente