Leslie, la becaria que ha denunciado a Nacho Cano, ha confesado que llegó junto a sus compañeros «en condiciones irregulares». «Entramos aquí como turistas con la intención de quedarnos de diez meses a un año. Para mí era la oportunidad de mi vida. Vine con la camiseta bien puesta, con la expectativa muy alta y para hacerlo todo de forma profesional. Todo ha sido una mentira». 

La bailarina, que fue acusada por Nacho Cano de de ser una persona problemática, se defiende en un audio diciendo que la expulsaron «por razones personales y no por ser conflictiva». Además, confiesa haber sufrido «discriminación» y vivir en malas condiciones: «Teníamos un refrigerador para 18 personas». 

El testimonio, exclusivo de ‘Tardear’, se contrapone con la versión que sostiene Nacho Cano, denunciado como autor de delitos contra los derechos de los trabajadores y de favorecimiento de la inmigración irregular en ‘Malinche’. 


Nacho Cano, durante la rueda de prensa tras su detención.

EFE

Versión de Nacho Cano

El director de Malinche, en una rueda de prensa posterior a su detención, acusó a la Policía de llevar a cabo «una maniobra orquestada» por su relación con Isabel Díaz Ayuso. «Como han ido ya a por su novio, a por su hermano, a por su padre, el que les queda soy yo», reconoció, enfadado.  

Acusó, a su vez, al gobierno de llevar a cabo esta maniobra «para dirimir la tensión de otras cosas» como «la imputación sí real» de Begoña Gómez. Señaló, a su vez, al comisario jefe de la comisaría, Alberto Carba, por estar «muy supeditado a Marlaska», y calificó la actuación de la Policía de «deplorable». 

El exmiembro de Mecano explicó que el origen de la denuncia de Leslie estaba en un programa de becas que montó para traer talento juvenil de México de cara al futuro estreno del musical en ese país. «Personas de excelencia artística, algunos con situaciones realmente difíciles de superviviencia». 

En ese sentido, afirmó que el programa era fruto de un convenio con una escuela, que incluye las prácticas en el musical, que siempre ha tenido «un comportamiento transparente» y que ha realizado todas «las cuestiones legales que se tienen que hacer cuando se trae a un extranjero».

«Pero siempre hay alguien conflictivo», especificó, refiriéndose a la denunciante, que «rehusó regresar a México» y finalmente denunció al exmiembro de Mecano.

Ayuso lo defiende

Isabel Díaz Ayuso, tras las declaraciones de Nacho Cano, salió al paso defendiéndolo. «La destrucción personal con fines políticos es simplemente estalinismo», calificó en rueda de prensa. Pero también acusó al Gobierno de «buscar el déscredito» y de «atacar al adversario con las herramientas del Estado». 

«Esto sólo es propio de países que lo han perdido todo, empezando poor lo más importante que tiene la persona, que es la libertad (…) No podemos callar y no callaremos (…) Es un mensaje preocupante para cualquiera que se atreva a disentir, también en la cultura, como está ocurriendo en los medios de comunicación o las empresas», sentenció.

Fuente