Médicos de Atención Primaria han lanzado recientemente una alerta sobre el aumento de los problemas en las uñas provocados por el esmalte de gel y recuerdan que la función de las uñas es proteger; por tanto, conviene no manipularlas de forma agresiva. Trastornos mecánicos y traumáticos de las uñas como sangrado espontáneo y dolor, dermatitis alérgica de contacto y lesiones inducidas por rayos ultravioleta son los principales problemas que se suelen detectar. “Además de todo esto, se ha descrito el asma y las reacciones alérgicas e irritativas a distancia, sobre todo en torno a los ojos, ya que a lo largo del día vamos expandiendo los alérgenos con las manos”, destacan desde la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC).

Fuente