El sentido del humor de la afición inglesa en ocasiones no tiene límites. En los prolegómenos de la semifinal ante Países Bajos, un grupo de aficionados bromeó junto a un policía que un sorprendente parecido con el seleccionador británico, Gareth Southgate. El resto ya se lo pueden imaginar: el agente aguanta el chaparrón con una sonrisa socarrona y mucha, mucha paciencia.



Fuente