Seguir una dieta saludable a veces resulta complicado si los ingresos económicos son bajos. Y es que en los últimos años se ha producido un incremento de precios de alguno de los alimentos básicos de la dieta mediterránea, entre ellos el aceite de oliva. 

Fuente