Wall Street cotiza con compras este miércoles tras la nueva intervención del presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Jerome Powell, esta vez ante el Congreso, después de haber hablado ayer ante los miembros del senado. Todo ello un día antes de que se conozca el dato de la inflación de EEUU de junio, que se publicará este jueves.

Cabe destacar que este martes, ante el Senado, el banquero central pidió «más datos buenos» de inflación antes de iniciar el ciclo de recortes de los tipos de interés. Aunque también alertó sobre los peligros de dejar las tasas en un nivel demasiado alto, diciendo que «reducir la moderación política demasiado tarde o demasiado poco podría debilitar indebidamente la actividad económica y el empleo».

Tras sus palabras, tanto el S&P 500 como el Nasdaq Composite consolidaron las alzas, cerrando por sexta sesión consecutiva en verde y marcando los dos, además, nuevos máximos históricos. Sin embargo, el Dow Jones se desmarcó con leves descensos. En esta sesión, los valores tecnológicos vuelven a liderar las subidas y el S&P 500 supera los 5.600 puntos por primera vez.

En esta ocasión, el banquero central ha reiterado que necesitan ver «más informes buenos de inflación» antes de empezar a recortar los tipos de interés, aunque ha reconocido que la actual política monetaria del organismo «es restrictiva».

«Tengo cierta confianza en que la inflación está cayendo. Creo que lo hemos visto en los últimos años. La cuestión es si estamos lo suficientemente seguros de que se está reduciendo de forma sostenida hasta el 2%. Yo aún no estoy preparado para decirlo«, ha declarado.

No obstante, Powell ha insistido en que «no es necesario» que la inflación esté por debajo del 2% antes de bajar las tasas y que los riesgos para alcanzar el doble mandato de empleo y estabilidad de precios «se ven ahora más equilibrados».

Y es que, tal y como esperaban los expertos de Bankinter respecto a la comparecencia de Powell en el Congreso, «el desenlace será el mismo que ayer en el Senado: un intento de lucimiento electoral por parte de los congresistas y un Powell aferrado a su libro, reiterando una visión constructiva, pero sin comprometerse en plazos o ritmos«.

«Nada que sorprenda al mercado», señalan, que seguirá muy pendiente de la inflación, que se espera que retroceda al 3,1% en junio desde el 3,3% del mes anterior, y que la tasa subyacente se mantenga estable en el 3,4%. «Sería el cuarto mes consecutivo de esos descensos necesarios para dar confianza a la Fed», y «un pasito más en la dirección correcta», añaden desde el banco naranja.

Ipek Ozkardeskaya, analista senior en Swissquote Bank, comenta que el testimonio de ayer del banquero central «no fue excesivamente optimista, pero reavivó la expectativa de que un recorte de tipos podría llegar más pronto que tarde«. Dijo también que la inflación ya no es la única amenaza para la economía estadounidense, sino que también hay que estar pendientes del enfriamiento del mercado laboral.

«La principal conclusión es que, de cara al futuro, los datos de empleo generarán tanta euforia como las cifras de inflación y los inversores estarán más dispuestos a relativizar un repunte accidental, o unas cifras de inflación menos ideales, y seguir confiando en que las cosas -en términos de expectativas de recorte de tipos- avanzan en la dirección correcta«, agrega la experta.

Pero además de Powell y de la inflación, los inversores también están pendientes del inicio de la temporada de resultados. Ya este jueves presentarán sus cuentas firmas como PepsiCo o Delta Airlines, aunque sin duda el plato fuerte llegará el viernes, con las cifras trimestrales de la banca. Ese día les toca a JP Morgan, Citigroup, BNY Mellon y Wells Fargo.

OTROS MERCADOS

En otros mercados, el bono estadounidense a 10 años cae hasta el 4,28%, mientras que el petróleo avanza, con el West Texas cotizando en los 82,26 dólares y el barril de tipo Brent, en los 85 dólares. El oro, por su parte, sube hasta los 2.379 dólares la onza, mientras que en el mercado de las ‘criptos’ destacan las pérdidas del bitcoin, hasta los 57.694 dólares.

Fuente