El diamante Eternal Pink será subastado en Sotheby’s el 8 de junio.

Sus administradores estiman que esta joya rosa, con un peso de 10.57 quilates, podría tener un valor cercano a los 35 millones de dólares.

Los expertos han destacado la importancia de su color, ya que muy pocos diamantes lo poseen. Y entre aquellos que lo tienen, el color rosa no es común en este tipo de piedras.

El director de Sotheby’s América, Quig Bruning, comparó este diamante con obras de arte de Magritte o Warhol.

«Este color es el tono más hermoso y concentrado de rosa en diamantes que he visto o que ha salido al mercado. Sotheby’s se siente honrado de contemplar esta joya excepcional y presentarla al mundo», dijo.

Los diamantes rosas son muy apreciados y encabezan las clasificaciones de precios en las subastas de diamantes rosas. El récord absoluto lo tiene el CTF Pink Star, vendido por Sotheby’s en 2017 por 71.2 millones de dólares.

El segundo lugar lo ocupa el Williamson Pink Star, con un precio final de 57.7 millones de dólares en una subasta en Hong Kong en octubre de 2022.

Eternal Pink, un diamante casi perfecto

La joya que Sotheby’s está subastando ha obtenido la más alta valoración en cuanto a color, con la categoría «fancy vivid» en esta escala.

En cuanto a pureza, ha recibido una calificación de «internamente impecable» (IF).

En este sentido, la piedra tiene imperfecciones muy ligeras en la superficie, aunque, según los medios especializados, incluso los expertos, con una lupa, tendrían serias dificultades para diferenciar entre un diamante internamente impecable y uno impecable (FL).

Por otro lado, los expertos no han encontrado una razón clara para determinar la causa del color rosa en ciertos diamantes, a diferencia de otros como los diamantes amarillos, que se deben al nitrógeno, o los diamantes azules, que se deben al boro.

En cualquier caso, diamantes como el Eternal Pink son muy codiciados y se pagan grandes sumas de dinero por ellos.